Inteligencia artificial en Diabetes


La digitalización en salud es una prioridad en la gestión sanitaria hoy en día, ya que permite incorporar datos desde los sistemas sanitarios, analizarlos y sacar conclusiones.


Si los datos son de suficiente calidad, es decir, si nos muestran la verdadera realidad a analizar y además son lo suficientemente grandes (Big data), la inteligencia artificial nos permite encontrar nuevas relaciones entre enfermedades, tratamientos, síntomas, hacer pronósticos... en definitiva, descubrir nuestra realidad y adaptarnos mejor a los problemas.


Un ejemplo claro del potencial de la inteligencia artificial está en el análisis de imagen, que nos permite diagnosticar por medio de imagen. El paradigma en Diabetes sería es cribado para retinopatía diabética, que se puede realizar por medio de imágenes de retinas analizadas de forma automatizada.


Incluso permite hacer predicciones futuras. En el ejemplo de la retinopatía diabética, al tener imágenes directas de las arterias retinianas, puede además de ver en qué estado se encuentra la circulación ocular hoy, estimar el riesgo cardiovascular a 10 años.


La inteligencia artificial no es sólo cosa del futuro, sino que podemos convertirla en una realidad presente. ¿Cómo lograrlo?





Es tan fácil y tan difícil a la vez, como que los avances científicos ya presentes, permitan una mejora en la calidad de vida de las personas con diabetes y de su familia, desde ya.


Esa es la reivindicación del movimiento #wearenotwaiting, siendo el mayor exponente la posibilidad de utilizar sensores que nos analicen a tiempo real la glucosa, y que a través de inteligencia artificial tomen el control de bomba de insulina indicándole cuánta insulina se debe poner. A esto se le llama sistema de asa cerrada.


Por último, ¿Qué pasaría si a estos sensores le añadimos datos de temperatura, frecuencia cardíaca, horarios... desde un reloj inteligente?. Pues que el sistema debería ser capaz de modificar la infusión de insulina en función del ejercicio que estemos haciendo, de si tenemos o no fiebre, de la hora del día.


Para que esta tecnología sea una realidad en el tiempo más corto posible y a un precio que permita la accesibilidad de toda la población, se requieren sistemas de digitalización y bases de datos abiertas, aunque eso necesariamente llevará implícito muchos retos éticos que deben solucionarse con anterioridad.




Si te ha resultado interesante el blog, no te pierdas este siguiente vídeo donde te explicamos con más detalle, el enorme potencial de la inteligencia artificial.




Dr. Iván Quiroga

Endocrinología y Nutrición

www.drquiroga.es



#diabetes #inteligenciaartificial #salud #endocrinología #bombadeinsulina #asacerrada